Juntas vecinales de Lima aumentarán frecuencia de rondas en puntos más inseguros

Juntas vecinales

Lima, 06/03/2013.- Las 5,000 juntas vecinales existentes en Lima aumentarán la frecuencia de sus rondas mixtas con policías en las zonas más inseguras de los distritos, a fin de fortalecer la seguridad y prevenir delitos en la vía pública, se informó hoy.

Julia Cahua, coordinadora de las juntas vecinales de Lima Metropolitana, explicó a Andina que estas rondas ya no se harán solo los viernes y sábados, sino durante los demás días de la semana de manera aleatoria e inopinada.

“Actualmente, las rondas se ejecutan los fines de semana, en el horario de 21:00 horas hasta la medianoche, pero creemos que es necesario fortalecer nuestra presencia en todo el distrito porque la delincuencia y el pandillaje migran con facilidad”, anotó.

La dirigente señaló que otra medida a adoptarse para reforzar la seguridad ciudadana es realizar el izamiento del pabellón nacional los domingos en todas las plazas públicas de cada distrito.

Esta acción –explicó- permitirá un mayor acercamiento de la comunidad con los comisarios y policías, así como con los alcaldes y otras autoridades distritales que serán invitadas a participar, “de tal manera que todos asumamos el compromiso de participar a favor de la seguridad ciudadana”.

Cahua afirmó que estas dos medidas forman parte de un conjunto de iniciativas alcanzadas al Ministerio del Interior y a la Oficina de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, con la cual coordinan las juntas vecinales.

La coordinadora metropolitana refirió que las 5,000 juntas vecinales de la capital están integradas por unos 50,000 ciudadanos voluntarios, entre mujeres y hombres que representan a los diferentes sectores del distrito.

Cahua, quien su vez representa a las juntas vecinales de San Juan de Lurigancho, detalló que en ese distrito hay unas 700 juntas que agrupan a más de 7,000 vecinos.

Estas organizaciones coordinan sus acciones con las ocho comisarías que operan en ese distrito, el más grande y poblado de Lima Metropolitana, y donde hay un policía por cada 1,500 habitantes.

Indicó que zonas como Huáscar y Diez de Octubre hay un mayor número de puntos críticos con incidencia de actos delictivos.

“En Huáscar se ha intervenido a delincuentes de alta peligrosidad, falsificadores de monedas y billetes, microcomercializadores de drogas. La comisaría más cercana está a 40 minutos de allí y los integrantes de las juntas vecinales han denunciado amenazas personales y a sus familias”, manifestó.

Frente a esta situación, la dirigente consideró necesario que se fortalezca la labor de inteligencia policial, se instale una comisaría en la zona y se destinen más efectivos para patrullar las calles.

Finalmente, Cahua compartió el pedido de muchos alcaldes distritales de pedir a la PNP que se permita la permanencia, al menos por dos años, de aquellos comisarios que trabajan bien con la comunidad.

“De los ocho comisarios que tiene SJL, solo uno fue ratificado y ello dificulta la buena marcha de los planes de seguridad ciudadana acordados con sus antecesores. Algunos quieren comenzar todo desde cero y así no se puede avanzar”, concluyó.

FUENTE : ANDINA/ PHOTO : ANDINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *