La fiesta del fútbol callejero cumplió 64 años en Día del Trabajo

Campeonato de Fulbito del Porvenir

Campeonato de Fulbito del Porvenir

video-mundialito

1

Sin dejar de lado su tradicional juego brusco y desordenado que suele terminar en caóticas grescas entre jugadores e hinchas rivales, se realizó hoy la 64 edición del mundialito de fútbol callejero de El Porvenir, en el populoso distrito de La Victoria, bautizado como el máximo exponente del “fútbol macho”.
Pese a la presencia de unos 500 policías encargados de la seguridad y el orden público, la cuadra seis del jirón Parinacochas -cerca del emporio textil de Gamarra- se aisló por unas horas del cotidiano tránsito vehicular y se convirtió en una especie de Coliseo Romano abierto y atiborrado de cientos de fanáticos que rodean las improvisadas canchas sobre el asfalto.

Estos amantes del balompié informal, ubicados en las veredas o agolpados en los edificios aledaños alentaron entre risas y gritos, muchas veces destemplados, a los más de 60 equipos participantes que representan a barrios de este y otros distritos capitalinos y a negocios de diversa índole, como restaurantes, talleres mecánicos y galerías comerciales.

El arraigo popular de este torneo se notó también en los nombres de los equipos inscritos, conformados por seis jugadores cada uno, como “Cebada”, “Humo” y “Purito Barrios Altos”, entre otros, que se distinguen por sus coloridas camisetas que llevan inscritos sus nombres en el pecho y el del jugador en la espalda.

Dos árbitros se encargaron de dirigir cada encuentro y evitar que el desorden con que se suele disputar la pelota se imponga sobre las reglas básicas del fútbol. No obstante fue inevitable la protesta airada de los jugadores y del público espectador contra las decisiones del réferi cuando cobra una falta o un penal.

Tal es la cantidad de gente que rodea a las canchas improvisadas que resultó difícil evitar que algún aficionado escape a los cordones de seguridad instalados e ingrese para sumarse a los reclamos contra los jueces, incluso acompañados de canes que también se hacen presentes en estas lides.

En estas seis décadas de torneo han participado como invitados y en distintas ediciones, célebres jugadores de la selección nacional de fútbol como Teófilo “Nene” Cubillas, Hugo “Cholo” Sotil, Roberto “Chorrillano” Palacios, entre otros.

Tras una intensa fase de eliminación, quedaron 16 equipos que disputaron con gran pundonor el pase a la final. El último y decisivo encuentro tuvo como protagonistas a Mi Barrunto y El Porvenir, y este último se impuso alcanzando el anhelado campeonato. Sus jugadores recibieron la ovación de sus hinchas que, eufóricos, encendieron bengalas y lanzaron retazos de papel multicolor celebrando el merecido triunfo.

Festival gastronómico

Esta fiesta deportiva popular, que se desarrolló conmemorando el feriado del Día del Trabajo, no solo rindió homenaje al llamado “deporte rey”, sino que generó una inmejorable oportunidad comercial, sobre todo para el negocio gastronómico.

Vivanderas madrugaron este día para ubicarse en puntos estratégicos en las inmediaciones del improvisado escenario futbolero para ofrecer a los asistentes y a los jugadores que dejarán casi todas sus energías en los disputados encuentros, una variedad de platos de la incontable y reconocida gastronomía peruana.

Entre los potajes más demandados por la multitud destacan el ceviche, tallarines rojos, papa a la huancaína, chanfainita, arroz con pollo, la combinación de todos ellos conocido como “siete colores” y muchos otros más. Y para acompañar el almuerzo no falta la cerveza, que al final se adueña del paladar de todos los presentes, provocando a veces reacciones violentas que terminan con lesiones de toda índole.

Jose Luis Calderon Cerron

Periodista Acreditado de la Agencia de Noticias Peru Press, para mas informacion contactarlo via twitter: @peru_press o https://www.facebook.com/peru.noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *