Necropsia confirma que Edita tiene 28 lesiones por golpes

imagen-31a-0
Concluyente. La estrella de ‘Corazón Serrano’ no murió por un aneurisma como inicialmente se dijo. Abogado de la víctima pide detención del esposo y que se investigue a tres médicos.

Óscar Chumpitaz C.

La muerte de Edita Guerrero, ex vocalista de la agrupación ‘Corazón Serrano’, desveló serios e irreparables errores del sistema de justicia y de protección, que la alejaron de su familia y la condenaron a una vida de golpes, agresiones y miedo. Juan Díaz Polo, abogado de los Guerrero Neira, reveló que la cantante murió por golpes y no por un aneurisma cerebral.

“En vida la víctima sufrió múltiples contusiones severas en la cabeza y cuello y contusiones leves en el tórax, abdomen y extremidades”, dijo tras dar lectura al protocolo de la necropsia.

Técnicamente el informe de los forenses es concluyente. Señala que en total fueron 28 lesiones internas y externas, siendo la más grave una luxación en el cuello. El abogadotambién incriminó a los médicos por no haberle dado un tratamiento adecuado.

El resultado de la necropsia practicada al cadáver de Edita determinó que la causa final de su muerte fue una “depresión respiratoria central post traumatismo vertebro-medular-cérvico bulbar”.

“RECIBIÓ GOLPIZA”

Estos golpes provocaron una hemorragia cerebral, pero al recibir tratamiento médico pasó desapercibida una luxación vertebromedular que hacía necesario inmovilizar la columna vertebral.

Como no se le inmovilizó, se ocasionó una nueva lesión medular,  la cual produjo una depresión respiratoria y finalmente la muerte.

De las 28 lesiones, dos de ellas las tiene en sus miembros superiores, cuatro en el tórax, cinco en el abdomen, seis en los miembros inferiores y otras 11 lesiones.

De forma enfática refirió que la desaparecida artista “recibió una atroz paliza antes de ser internada a la clínica, fue masacrada a golpes antes de morir. No hay aquí un tema de que se haya caído por las escaleras o que haya rodado”.

“En base a esto podemos deducir que los médicos tienen una gran responsabilidad también. No existió un aneurisma Hay un responsable también y lo que sigue es que el Ministerio Público tiene que dictar la prisión preventiva”, subrayó.

Inicialmente se dijo que lo que provocó la muerte de Edita fue un aneurisma. 

La estrella de ‘Corazón Serrano’ fue sepultada el 3 de marzo, pero el 31 de mayo, a raíz de una denuncia anónima, la Policía solicitó al Ministerio Público investigue las causas del fallecimiento.

El 14 de junio, peritos forenses seleccionaron al menos 45 muestras del cuerpo de la ex vocalista y estrella de la cumbia peruana.

Y mientras la Fiscalía citaba a Paul Olórtiga, este prefería declarar en distintos programas de televisión. La madrugada de ayer se determinó que  Edita murió por golpes.

TESTIGO CLAVE

De acuerdo con las evaluaciones de las autoridades, al parecer se complicaría aún más la situación legal de su viudo Paul Olórtiga Contreras.

Al resultado de la necropsia se suma la declaración de una testigo clave del caso: la niñera del matrimonio, Diana Puescas Antón, quien habría revelado que Edita rodó por las escaleras cuando era agredida por su esposo.

En su declaración ante la fiscal Victoria Allemant Luna reveló que fue la propia Edita quien le confesó la verdad de los incidentes de aquella madrugada del 22 de febrero antes de ser llevada de emergencia al hospital Cayetano Heredia.

15 AÑOS DE PRISIÓN

El abogado Díaz Polo dijo que ahora le toca al Ministerio Público configurar el delito, “pero Paul (Olórtiga) no debería recibir menos de 15 años de cárcel. Edita nunca se cayó de las escaleras, aquí hay la comisión de un delito y hay un responsable”, comentó.

Agregó que el Ministerio Público, a más tardar mañana lunes, podría solicitar prisión preventiva para Paul Olórtiga, viudo de Edita y ahora imputado en un presunto delito.

“Él mintió incluso a su defensa. Queremos que Paul se ponga a derecho y afronte este proceso que se le viene”, comentó Díaz Polo.

Luego de la diligencia, el abogado de Olórtiga, Edward Sánchez Rozas, no declaró a la prensa. Se le notó desencajado.

Tampoco se vio a ningún familiar de Olórtiga. La situación parece complicarse para el odontólogo.

CLAVES

Los médicos Pablo SánchezJhon Mogollón y Aldo Vences, que atendieron a Edita Guerrero en la clínica Belén, no advirtieron ninguna de las 28 lesiones.

Ellos ya pasaron de testigos a investigados. Habrían cometido negligencia, omisión u ocultamiento de información.

Jose Luis Calderon Cerron

Periodista Acreditado de la Agencia de Noticias Peru Press, para mas informacion contactarlo via twitter: @peru_press o https://www.facebook.com/peru.noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *