PNP interviene a turistas por sobrevolar Machu Picchu en parapente motorizado

2013_11_18_000225086T

 

Dos turistas, un estadounidense y un inglés, fueron intervenidos por la Policía Nacional en el distrito de Santa Teresa, provincia de La Convención, tras sobrevolar en parapente motorizado el contorno de la ciudadela inca de Machu Picchu en la víspera al promediar las 11:00 horas.

Los extranjeros que fueron identificados por la policía son: Tupper Glemn Carlton (29) de Estados Unidos, y Jennings Thilie Andrew (37) inglés. Ellos partieron de cercanías de los baños termales de Cocalmayo, con destino a la misma ciudadela, aparentemente desconociendo las prohibiciones.

Marco Palomino Cuela, administrador del parque arqueológico de Machu Picchu, declaró a la Agencia Andina, que aquella mañana los visitantes cruzaron el kilómetro 122 de la vía férrea e intentaron sobrevolar el santuario en sí, pero antes de que ingresen, fueron obligados por medio de señas de los trabajadores de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, a que se retiren.

El incidente duró un promedio de cinco minutos, consecuentemente estos retornaron a donde partieron, lugar donde también la policía de Santa Teresa, tras coordinaciones con la policía de Machu Picchu Pueblo, los intervino y condujeron hasta la comisaría de la zona para las investigaciones.

Durante sus primeras declaraciones los extranjeros afirmaron no saber de las prohibiciones conforme está establecido en la resolución Nro. 002-99-UGM, publicada el 30 de diciembre de 1999 por el exInstituto Nacional de Cultura, que establece el impedimento de vuelos en naves motorizadas o no, a menos de un kilómetro del parque arqueológico.

“Está prohibido volar por incidentes ocurridos en años atrás, ya que por algunos problemas que se pudieran suscitar podrían, esos equipos ocasionar al caer en el monumento, daños al patrimonio de la ciudadela”, señaló.

Afirmó, asimismo, que los visitantes actuaron de forma inocente, sin embargo se conoció que estos llegaron a fotografiar la ciudadela con cámaras digitales, registros que luego por medio de un acta fueron borrados.

El mayor PNP Guido Oros Calderón, comisario de Machu Picchu Pueblo, declaró que los trabajos de intervención se efectuó tras ser comunicados por la policía de turismo que permanece en el santuario y para la intervención se contó con el apoyo del personal de Santa Teresa.

Posteriormente tras las indagaciones se supo que los turistas alquilaron los parapentes y desconocían de las prohibiciones, antes pidieron disculpas sobre la imprudencia. El caso por una presunta infracción administrativa fue derivado a la fiscalía mixta de Machu Picchu a cargo de María Teresa Huaco Cateriano.

 

 

Fuente:Andina

Jose Luis Calderon Cerron

Periodista Acreditado de la Agencia de Noticias Peru Press, para mas informacion contactarlo via twitter: @peru_press o https://www.facebook.com/peru.noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *