¿Quieres empezar a usar bicicleta? Te damos algunos consejos básicos

La bicicleta ha sido un invento que se ha extendido en el tiempo: a pesar de su evolución en materiales y tecnología sigue teniendo el mismo principio simple de dos ruedas que son impulsadas a pedal.

Según la Unión Ciclística Internacional (UCI), 2.000 millones de personas en todo el mundo utilizan la bicicleta como método de transporte, diversión, actividad física o simplemente para cuidar el planeta. Sin embargo, también muchas personas tienen una bicicleta estacionada en la casa y no se animan a montarla porque piensan que cansa mucho, porque produce lesiones, porque es peligrosa o porque simplemente les da pereza.

¿Para qué utilizo la bicicleta?

Creada como medio de transporte, su evolución la ha convertido no sólo en un vehículo de cero emisiones de dióxido de carbono, sino también en una de las prácticas deportivas más populares del planeta. Y tampoco se gasta en combustible, solo en mantenimiento.

¿Cómo escoger la bicicleta ideal para ti?

Hay varias opciones: todoterreno, ruta, pista, BMX o simplemente para salir a pasear por el parque con la familia, la bicicleta es una posibilidad constante en dos ruedas.

¿Cómo evitar el dolor del asiento?

Para las personas que deciden tomar el impulso de salir a la calle en el llamado “caballito de acero” después de mucho tiempo de no hacerlo es posible que sufran del “dolor del asiento”. La incomodidad causada por el dolor del asiento puede arruinar cualquier empeño de agarrar la bicicleta para lo que sea: transporte, deporte o una salida divertida.

Por esa razón, es importante tener en cuenta un par de aspectos para evitar este inconveniente: si tu asiento está muy alto o muy bajo es posible que produzca dolor. La mejor forma de ubicarlo es poner la planta del pie sobre el pedal y empujarlo hasta que esté en la parte baja (como si estuviera indicando las seis horas en un reloj de manecillas) y en esa posición se debe producir una leve inclinación de la rodilla. Acto seguido es comprar, en la medida que se pueda, pantalones de ciclista adecuados. Muchos tienen una zona de protección para amortiguar la presión del sillín en el cuerpo. La recomendación es ante todo evitar utilizar ropa interior de algodón.

Otro factor es tratar de no pedalear siempre sentado. Es importante intentar levantarse de la silla de vez en cuando y avanzar con la bicicleta para darle descanso a la zona que se apoya en el sillín.

Otro punto importante es: ¿cómo evitar los pinchazos?

Primero hay que escoger las llantas correctas.Algunas personas las prefieren ultralivianas para ganar algunos minutos en el camino al trabajo, también debemos buscar aquellas que sean más resistentes a los pinchazos. La tecnología más conocida es el refuerzo con Kevlar, pero la mayoría de estas llantas tienen una indicación al costado que específica claramente para qué tipo de uso se recomienda.

Fuente: RPP

Jose Luis Calderon Cerron

Periodista Acreditado de la Agencia de Noticias Peru Press, para mas informacion contactarlo via twitter: @peru_press o https://www.facebook.com/peru.noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *