Senado de Nueva York aprueba ley estatal sobre el control de las armas de fuego

Legisladores demócratas y republicanos se pusieron de acuerdo para aprobarla

Nueva York, 16/01/2013.-Los senadores del estado de Nueva York dan el ejemplo en Estados Unidos y aprobaron una ley calificada de la más estricta sobre el control de las armas de fuego, tras un acuerdo entre los congresistas demócratas y republicanos.

Esta ley estatal sería la primera legislación sobre el tema, desde la matanza ocurrida en la escuela primaria de Newtown, Connecticut, y con la cual hacen un llamado al resto de los estados del país y de Washington para que sigan el ejemplo.

“Este es un flagelo para la sociedad”, dijo el gobernador neoyorquino Andrew Cuomo sobre la violencia con armas de fuego en Estados Unidos y planteó que no haya más pérdidas de vidas inocentes por esta causa.

El senador Jeffrey Klein, de la Conferencia Demócrata Independiente en el Senado estatal, calificó a esta legislación de histórica.

El proyecto de ley prevé una prohibición más rigurosa de las armas de asalto y nuevas restricciones sobre las municiones y sobre la venta de armas de fuego.

Fue aprobado en el Senado estatal por 43 votos a favor y 18 en contra, con apoyo de los demócratas, muchos de los cuales habían auspiciado antes proyectos de ley que fueron rechazados por los republicanos.

Klein refirió que no se trata de quitarle derechos a nadie, sino de tener una sociedad segura con una ley que “fije un camino para que el resto del país haga lo que es correcto”.

Se espera que hoy la cámara baja estatal, dominada por los demócratas y que concluyó sus labores antes de la medianoche, examine la propuesta.

“La iniciativa está bien equilibrada, protege la Segunda Enmienda (que otorga a los civiles el derecho a la posesión de armas)”, sostuvo el líder republicano del Senado, Dean Skelos.

Agregó que no hay confiscación de armas y que la propuesta estará dirigida contra aquellos que traigan armas ilegales al Estado, contra aquellos que matan gente en la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, el senador republicano Greg Ball discrepó con su colega y dijo que la iniciativa es un “oportunismo político”.

“No hemos salvado vida alguna esta noche, salvo una: la vida política de un gobernador que quiere ser presidente”, una crítica inusual hacia el popular gobernador, al que sus partidarios consideran posible candidato a presidente del país en el 2016.

 FUENTE : ANDINA/ PHOTO : noticias.latam.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *